miércoles, 28 de noviembre de 2007

No todo es cine (Gijón IV)

Posted on 28.11.07 by Rafael Huete

Al igual que el festival, la ciudad de Gijón me ha sorprendido. No me esperaba que fuera así. Es una ciudad muy bonita y muy hospitalaria. Pero si me tengo que quedar con algo, me quedo con el puerto deportivo. Desde que llegué, todos los días voy al puerto por la mañana y cuando está atardeciendo. Por la mañana el mar está en calma, y desde el dique de Santa Catalina se ve practicamente la parte de abajo del muro. Pero por la tarde, la marea sube de una forma increíble, y el embate de las olas contra la pared de cemento, llega hasta la pasarela por donde camina la gente.


Pero no sé si será por mi estado de ánimo, que quizás sea la causa, estos paseos por el puerto tienen algo de revitalizantes y reconfortantes. Cuando te asomas desde la barandilla para contemplar el mar, una sensación sobrecogedora hace que te quedes absorto mirando a lo lejos, al horizonte, y por unos segundos estás pensativo, recordando imágenes, caras, y lo único que ves delante de ti es un mar embravecido, oscuro, que intenta asustar a todo el que pasa, pero lo único que consigue es que lo mires más detenidamente para dejarte llevar por esa bella estampa. Y para completar, si da la casualidad que en ese momento en el Ipod suene la Cavatina de John Williams, o la Danza Número 5 de Strauss, y entonces sí que te dejas llevar de verdad.



Continuas paseando y te encuentras con pescadores que están recogiendo todo los instrumentos de la pesca. Y te paras con ellos porque, para una persona de "interior", el mundo del mar es desconocido. Y les preguntas sobre su jornada, o qué han pescado, o qué anécdotas recuerdan, y se les nota en la cara que están contentos porque alguien se interese por su trabajo y su esfuerzo. Y cuando vuelves de regreso por la parte de arriba del dique, grupos de chicas y de turistas te piden si les puedes hacer una foto a todas juntas, en la que salga el mar. Y vuelves por la Calle Corrida, donde las luces de la calle y de los comercios y el bullir de la gente hacen que vuelvas a la "realidad".



No me gusta hacer del blog un diario personal, donde contar sentimientos y emociones, pero bueno, hoy me salió así porque sentía la necesidad de hablar sobre esto. Además soy de la opinión de que uno se puede abstraer a la hora de escribir y de hablar de lo que en ese momento siente y piensa. Hoy ha salido así, mañana más. El festival sigue su curso.

5 Response to "No todo es cine (Gijón IV)"

.
gravatar
Erika Says....

Ole mi niño que romántico jajaja. Sé que estas disfrutando del festival, y entiendo lo que sientes. Y otra cosa, a ver si te dignas a tener el móvil encendido en lugar de todo el día apagado.

Besos, hasta el lunes

.
gravatar
Erika Says....

Ole mi niño que romántico jajaja. Sé que estas disfrutando del festival, y entiendo lo que sientes. Y otra cosa, a ver si te dignas a tener el móvil encendido en lugar de todo el día apagado.

Besos, hasta el lunes

.
gravatar
Corleone Says....

Tampoco hace falta que lo digas dos veces ;). Para su información, yo el móvil lo tengo encendido todo el día, salvo cuando estoy dentro del cine por razones, yo creo que, obvias.

.
gravatar
Bea Says....

Un consejo: deja de escuchar el Ipod y escucha el sonido del mar, es más relajante.
Me alegro de que lo pases bien y disfrutes del festival. A disfrutar ;)

.
gravatar
musiloco Says....

me ha gustado mucho lo que dices de gijon, no se porque aveces nos dejamos contajiar por la cotidianidad y nos perdemos de lo que tenemos a nuestro lado