martes, 17 de febrero de 2009

Tele-lodazal

Posted on 17.2.09 by Rafael Huete

Este post parece una continuación del anterior, y es que se vuelven a mezclar televisión, crímenes y sucesos, y falta total de escrúpulos. Estos días todo el mundo está al tanto de lo que está sucediendo en Sevilla con el brutal asesinato de Marta del Castillo. Por cercanía emocional y por interés en este tipo de casos, he estado siguiendo con mucha atención todo lo que ocurría en torno a este asunto. Lo primero, lógicamente, dar el pésame a padres, familia y amigos porque es algo terrible lo sucedido. Lo segundo es desear que se pueda encontrar el cadáver de Marta para que los padres puedan enterrarla y ellos descansen de esta agonía. Lo tercero es esperar que, con la ayuda del cuerpo de Marta, se pueda condenar al hijo de puta que la mató, y a sus cómplices o encubridores, porque todavía queda por determinar en calidad de qué participaron en el asesinato de la joven sevillana.

Naturalmente la manera de poder seguir todo esto desde Madrid es a través de los programas de televisión, así que todo lo que sabemos es por la tele. Pues bien, enciendo el aparato con la intención de ver las últimas noticias de la investigación y las pesquisas policiales, y me encuentro a una niña de 14 años hablando de esto en televisión. Mi sorpresa es mayúscula cuando además descubro que es la ¡¡¿novia?!!, -repito que tiene catorce años-, del asesino confeso de Marta, que tiene 20. Además, como si del manager de una banda de rock amateur se tratara, su madre la acompaña allá donde va, haciendo partícipe a su hija del morbo televisivo. Esta menor además se explica como lo haría una mujer de 30 años. No titubea al hablar y se le ve segura en todo lo que dice.

Su tour comenzó el domingo por la noche en el programa del sacamantecas Nacho Abad en Telecinco. El periodista le hizo un interrogatorio, a una niña, cual camarada comisario de la Stasi, preguntándole por infinidad de asuntos del todo escabrosos. Luego estuvo con AR por la mañana y en A3 por la tarde, que por lo menos tuvo la "delicadeza" de taparle la cara. La chica, la menor, de 14 años, explicaba con total soltura y ante la mirada complaciente de la madre, como le preguntaba al asesino si él había sido el que mató a Marta, si sabía algo del asunto, por qué no ayudaba en su búsqueda, etc. También narraba la chiquita que la noche del crimen, vio normal a su novio y que durmió durante toda la noche. (Una puntualización, el criminal confeso vivía en la casa de la niña)

Aún así, la desfachatez mayor la cometió T5, que después de estar todo el día con las entrevistas a las niña, en el informativo de la noche le "pixela" la cara. Pero qué sentido tiene. Pues el sentido que tiene está claro. La falta de moral y de escrúpulos de una/s cadena/s que ante un caso como este, que causa dolor a muchísima gente, que una vez más pone en el candelero la necesidad de la reforma del código penal y que ha mantenido en vilo a toda España, se permite la asquerosidad de exhibir a una niña de 14 años para que "arroje luz" en un caso tan serio y que no se puede tomar como algo baladí. Es decir, la utilización de una menor, en programas morbosos, que se emiten en la madrugada para que hable de un monstruoso crimen aún no resuelto. Y todo ello ante la complaciencia de una madre que parece encantada de haberse conocido y que permite la explotación de su propia hija. Otro ejemplo más, y ya van unos cuantos, del lodazal de miseria moral en el que se ha convertido la televisión.

1 Response to "Tele-lodazal"

.
gravatar
miriam Says....

Suscribo todo aunque quizás me parece que la responsabilidad de la madre es mayor.

Un besote