jueves, 12 de febrero de 2009

Killer reality

Posted on 12.2.09 by Rafael Huete

Antes de ir al tema del post, me gustaría hacer dos apreciaciones importantes. En primer lugar, según las estadísticas de la AEMET el año 1994 se recuerda como uno de los más calurosos en los últimos 20 años. Por otro lado hay estudios que evidencian que una ola de calor sofocante puede llegar a hacer que una persona cometa actos violentos, al estilo de Mersault en El Extranjero de Camus. Dadas estas puntualizaciones, veamos este asunto. Corría el verano de 1994, concretamente la noche 31 de julio al 1 de agosto, cuando un hecho truculento sacudió a la localidad alicantina de Benijófar y a toda España. Curiosamente ese día no fue de los que más calor hizo y la temperatura media fue de 32º C en aquella jornada. Es decir, el efecto climatológico no influía ni era óbice para ningún tipo de comportamiento violento. Así que las dos posibilidades que podrían explicar esta historia, quedan descartadas. Dicho esto, vamos a pasar a contarla.


El protagonista es Cyril Jaquet. Nació hace 29 años en Suiza, es decir, en el momento en que ocurrió la tragedia, tenía 15 años. La noche de aquel día veraniego, Cyril ya barruntaba lo que iba a hacer. Con una sangre fría propia de un sicario, descerrajó tres certeros disparos contra su madre que acabaron con su vida. Siguió con el arma homicida entre sus manos durante cuatro horas, esperando a que llegara su padre, al que también asesinó tras vaciar el cargador de su arma semiautomática. Tras esto se fue a casa de sus abuelos para preparar su coartada. A la polícia le mosqueaba la serenidad que mostró Jaquet en esos momentos y el lapso de tiempo que pasó entre los dos asesinatos. Dos días después sus padres fueron enterrados. Ese día el parricida de Benijófar cometió un error tremendo y macabro. Durante el sepelio, además de no vérsele afectado, en un par de ocasiones el asesino mostró una sonrisa. Eso alertó a los agentes. Al día siguiente lo confesó todo a la policía judicial sin un atisbo de arrepentimiento. Este tipo, al ser menor, solo pasó dos años en un centro de menores por asesinar a sus padres.


Después de este tiempo internado, se muda a Mallorca donde trabaja para una aerolínea. Sus vecinos le ven como alguien normal pero algunos sospechan de su pasado, aunque lógicamente se supone que, gracias a nuestro estupendo y garantista código penal, este "elemento" quedó reinsertado tras esos largos dos años encerrado por matar solamente a sus progenitores. Y hete aquí, que un día, este púber parricida decide que él y su chavala, se van a presentar a un programa de televisión para dar la vuelta al mundo y trincar la pasta en caso de ganar. Pero ¡ah!, mira tu por donde, se destapa toda la historia, algo que por otra parte parece normal, así que tampoco sé en que pensaba este muchachote cuando decide presentarse a un programa de la tele.


Pero el problema aquí no es que este pollo se presente a un programa de televisión. Hay otras cuestiones que chirrían aún más. Lo primero es que este tío solo pasara dos años en un centro de menores por matar a sus padres a sangre fría y sin remordemientos. Lo segundo es que este asesino, en el programa, se haga la víctima y diga que hay una campaña de los medios contra él por su pasado. Nada hombre, si quieres te damos palmaditas en la espalda. Tercero: hasta qué punto un adolescente de 15 años se puede reinsertar en dos años de algo tan atroz como matar a sus padres. Cuarto: ¿de verdad pensaba que no se iba a saber lo qué hizo?. Quinto: ¿tienen algún tipo de escrúpulos los directivos de los programas? ¿Qué son capaces de hacer para ganar unas cuantas décimas en el share? Porque si no sabían que había hecho esto en el pasado, mal, pero si lo sabían peor. Sexto: supongamos que no lo sabían y que se enteraron después, ¿por qué esperan a decirle en directo y restregarle en la cara lo que hizo? ¿No lo podían hacer en privado? Sí, si lo podían haber hecho así, pero claro, eso no da audiencia. Y es que estamos en lo de siempre, en el espectáculo de la telebasura, de la telesangre y la telemierda.


2 Response to "Killer reality"

.
gravatar
maÏ Says....

jobaaarrr... q vivo desconectada del mundo y no me entero de nada!!.... esto q cuentas es muy gore y no se xq a la gente no le da por plantearse cosas...

.
gravatar
Anónimo Says....

estas cosas son más propias de T5, pero está visto que por la audiencia lo que sea y da igual la cadena